viernes, 9 de marzo de 2007

LA QUIJADA DE LA VIDA

(NOTICIA)

La carretera Panorama, en el municipio de Yotoco, cuenta con un alto índice de accidentalidad. La policía de carreteras y los bomberos hacen todo lo posible para evitar estos terribles incidentes, pero todavía hay falencias por solucionar.

Mediante campañas de prevención, las autoridades locales, como la policía de carreteras y los bomberos, diseñan planes para preservar la vida humana y evitar tantos accidentes.

Una de las campañas, es la denominada operación conos, que consiste en colocar conos en la vía, para que los conductores sepan que en ese sector se encuentra la policía, y así tomen las medidas de seguridad pertinentes.

La policía también realiza retenes en donde mediante un sensor de velocidad se establece si el conductor ha excedido el límite permitido por la ley, que es de 80 Km/h.

De igual forma, los bomberos colocan al lado de la vía, vehículos que han sido estrellados y hacen representaciones, casi teatrales, de estrellas negras. Con esta mediada de prevención, se busca impactar a los conductores, para que así acaten las normas de tránsito y sean más responsables a la hora de manejar en carretera.

Por otro lado, hay que establecer las causas que originan estos siniestros. Una de ellas el exceso de velocidad por parte de los conductores particulares. Joan Fernando Pérez, una de las personas accidenta-das en este sector de la vía dice: “Según el dictamen de la policía, fue exceso de velocidad”. Esto confirma que en dicha carretera, los conductores sobrepasan los 80 Km/h.

También, hay personas que dicen que la vía esta mal construida y que en algunas de sus curvas no tienen peraltes, estos son las inclinaciones que impiden que el vehículo se salga de una curva. “Es una vía que hay que conducirla con cuidado, porque hay unos sitios que carecen de peraltes en las curvas”, dice José Ignacio Canizález, conductor de Transportes Montebello.

Cuando son accidentes de vehículos de carga, la causa es originada por el exceso de confianza o porque los conductores se quedan dormidos, esto debido a que los trayectos son muy largos y los transportadores no los soportan físicamente.

El cuerpo de bomberos de Yotoco, presta una labor de vital importancia a la hora en que se presentan accidentes en la vía. William Cifuentes, comandante del cuerpo de bomberos, dice: “El personal operativo de esta institución tiene muy buena capacidad, pero carecemos de algunos elementos indispensables para el rescate de personas atrapadas” dicho elemento es el denominado Quijada de la vida, que es un equipo de extirpación vehicular utilizado en la extracción de personas heridas.

“Somos bomberos de pueblo y económicamente estamos mal”, explica el teniente, Luís Carlos Izquierdo. Dicho aparato de extirpación cuesta alrededor 60 millones de pesos, y el cuerpo de bomberos de Yotoco no cuenta con un presupuesto amplio para comprar todos los suministros que le hacen falta.
Por: Nestor Betancourt